domingo, 19 de febrero de 2012

La Ciencia de la Borrachera Parte 2


Sabiendo lo anterior, ¿Qué sucede en nuestro cuerpo al embriagarnos?

Al ingerir mas de 40° de alcohol este tiene un efecto vaso constrictor, causando un baja en la presión arterial, taquicardia y dificultad para respirar.
 Por sus características diuréticas provoca deshidratación, la cual inflama las meninges derivando en dolor de cabeza.
El alcohol además acelera la degradación del glucógeno en la sangre, el cual lleva los nutrientes al cuerpo, la falta de este es la causa de la fatiga o el conocido “Bajón de azúcar”.

El efecto mas notorio e inmediato es por supuesto el psicológico, ya que inhibe las funciones cerebrales, por lo cual se dan cambios de humor o incluso personalidad al relajarse nuestro lado consiente, de ahí la famosa frase “los niños y los borrachos siempre dicen la verdad” y se debe a que los procesos cognitivos se simplifican a fin de poder procesarlos mas fácilmente. Por esto hay personas que aseguran manejar mejor con una o 2 copas encima, pero esto solo es una ilusión. Los reflejos y la alerta disminuyen, haciendo todas las reacciones consientes mas lentas.
Mientras tanto el hígado, estomago y riñones trabajan a marchas forzadas para metabolizar el alcohol. Las mucosas gástricas se degradan a tal punto que el abuso de esta practica termina por ocasionar acidez y ulceras estomacales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate